«Allá el único problema es la comida»: por qué miles de migrantes venezolanos deciden volver a pie pese a la crisis

Spread the love

Quieren arrancar el viernes.

Estiman seis a ocho días de camino.

Por: Daniel Pardo.

Esperan que otros 15 compatriotas se unan a la travesía, de 700 kilómetros, entre la capital colombiana y la ciudad fronteriza de Cúcuta.

«Nos vamos con la esperanza de que alguien nos ayude en el camino», dice a BBC Mundo Juan Paracuto, de 34 años, quien tuvo que cerrar su puesto de empanadas cuando empezó la cuarentena obligatoria en Colombia el 24 de marzo.

Luis Guzmán, de 28, que perdió su trabajo de carpintero, añade: «Si no nos vamos, la vamos a ver fea. Tenemos que irnos antes de que se ponga más ruda, porque tú no sabes si alargan más esta vaina (la cuarentena)».

Venezolanos en Colombia

Se ponen la mascarilla.

Pero, a diferencia de la mayoría de la población, están en la calle todo el día.

Durante la última semana, miles de venezolanos han emprendido viaje de vuelta al país del que salieron huyendo de la crisis socioeconómica porque la pandemia del coronavirus congeló su única fuente de ingresos: la economía informal.

Durante la última semana, miles de venezolanos han emprendido viaje de vuelta al país del que salieron huyendo de la crisis socioeconómica porque la pandemia del coronavirus congeló su única fuente de ingresos: la economía informal.

La cuarentena en Colombia fue prolongada hasta el 27 de abril. Un cuarto de los casi cinco millones de venezolanos que han emigrado está en Colombia, según cifras de la ONU.

Y el 90% de ellos, reportan las autoridades colombianas, tiene empleos informales, los más perjudicados por la cuarentena.

También hay venezolanos regresando desde Brasil, Perú y Ecuador. Algunos lo intentan a pie, aunque la mayoría en trayectos de bus improvisados que, según Migración Colombia, usan permisos falsos para pasar los retenes de policía.

«Preferimos gastar 150.000 pesos (US$40) en comida que pagarlo en un pasaje de bus hasta la frontera», coinciden los cuatro venezolanos en Bogotá.

Llevarán comida preparada, limitarán su equipaje a cobijas y ropa y dormirán en terminales, plazas y donde quiera que los acojan.

Venezolanos en Colombia

«Yo creo que la mayoría de los venezolanos nos queremos ir», dice uno de ellos, que lleva dos semanas sin su trabajo de bicitaxista en un barrio popular de Bogotá.

«O al menos los que estamos así: ilegales y trabajando para conseguir lo del día (informalmente)».

La conversación con BBC Mundo es fluida, jocosa, bulliciosa, pese a que los cuatro dicen estar «desesperados».

Pero ante la pregunta de si en Venezuela van a reencontrase con las razones por las que se fueron —la peor crisis económica de la historia reciente de América Latina—, se produce un raro silencio.

Juan Paracuto, que es el mayor de todos, toma la palabra: «Allá uno no se preocupa por (pagar los) servicios ni el arriendo y entre nosotros mismos nos ayudamos, se echa broma, se está en casa».

Seguir leyendo en https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-52225368

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*