No vivimos con lujos quizá como en Venezuela, pero vivimos tranquilos

Spread the love

¿Quienes son?

Somos Antonio Sayago Lamillo (45 años) , Alicia Rodriguez Angulo (45 años) y Kamila Sayago Rodrígez (4 años y medio).
Venezolanos que migramos a Bogotá-Colombia el 26 de agosto de 2016.
Por mi parte tengo la nacionalidad colombiana y eso se nos ha facilitado un poquito gestionar las cosas acá.

Mi esposo tiene la residencia Colombiana con opción a poder sacar la nacionalidad  y mi hija tiene registro civil colombiano por mi.


A que se dedican?

Mi esposo es administrador comercial y trabaja en una fundación ejerciendo el cargo de coordinador de RRHH.
Yo, soy comunicadora social, y estoy laborando en una fundación ejerciendo mi profesión con otras cosas varias, soy coordinadora de medios y eventos.
¿Piensan regresar a Venezuela?

Por ahora como está Venezuela no creo que nos regresaríamos, y si nos va mejor que ahorita nos quedamos acá.

Nos gustaría irnos para Estados Unidos, pero a mi esposo se le venció su visa y ha sido complicado, eso es un sueño pero aun no concreto nada.

¿Llevan hijos o si los dejaron acá?
Nos vinimos con mi hija porque ella fue el motor para poder estar acá, porque ya la situación en Venezuela era inaguantable, pañales, leche, inseguridad, comida, etc.


Tuvo Plan de viaje previo a la migración?

Nosotros siempre lo pensamos mucho antes y planificamos muy bien que íbamos hacer con nuestras vidas ya que tenemos una hija y no queríamos dejar todo a última hora, vendimos apartamento, carros, todo lo que teníamos para llegar con algún capital a Bogotá.


¿ Con cuáles recursos materiales cuenta (Vivienda, ingresos, trabajo, salud)?

En éste momento nos acabamos nuestro capital sólo vivimos con lo que ganamos, vivimos arrendados, no tenemos auto , tenemos gracias a Dios nuestro empleo y la salud la pagamos para tener un servicio digno.


¿Su familia en Venezuela depende de Usted. O de quienes están allá?

Nuestra familia en Venezuela no depende de nosotros, acá los sueldos son muy bajos y Bogotá es una ciudad muy costosa y sólo nos alcanza para vivir y pagar todo lo que se debe pagar.

No nos queda prácticamente nada extra.
¿Su familia en Venezuela depende de Usted. O de quienes están allá?Mis padres viven acá, mis hermanas con sus esposos e hijos en Venezuela y mi suegra con mi cuñada en Venezuela.


¿Conoce organizaciones de Ayuda Humanitaria  al Migrante venezolano, cuáles y sí ha solicitado ayuda?.

No conocemos fundaciones que ayuden acá a migrantes y por ahora no hemos solicitado ayuda a nadie.

¿Cuál es su Nivel de relación, activismo y articulación con alguna organización de paisanos/as, y con otros Venezolanos?. 

Tenemos algunos amigos venezolanos pero realmente casi no tenemos el tiempo para tener círculos de migrantes ni de nadie, acá la vida por el poco tiempo te come y cuando ves ya se ha ido el día.
¿ Planes de retorno a Venezuela o de estabilidad fuera del país?.

Como lo dije anteriormente si nos va mejor acá y no hay motivo para irnos, nos quedamos en Bogotá.


Cómo maneja la Soledad, se ha sentido en Soledad?

Pues como nuestro país no hay ninguno, al principio fue muy fuerte la adaptación, luego te tienes que adaptar a una cultura totalmente distinta donde todo hay que estar super pilas y pagar todo todo.


Cómo se desahoga? 

Nos desahogamos caminando un poco acá todo es plano y se presta para caminar, pero a veces las lluvias no dejan y el frío.

A veces vemos a nuestros familiares por parte de mi papá que viven acá que son colombianos pero tampoco es siempre sino cuando se puede.

Ha sido una vida dura, no es fácil y casi siempre nos duele que todo esto lo esté sufriendo es el pueblo venezolano, pero nos ponemos luego a pisar tierra y decimos palante porque «para atrás ni para coger impulso».


¿Ha sentido o sufrido ataques de Xenofobia?

Por nuestra parte, gracias a Dios no hemos tenido mal trato y nada de xenofobia, hay que hablar y andar con mucho cuidado y respetando que estamos en un país que no es el de nosotros y somos nosotros los que debemos adaptarnos a esta cultura.

No es fácil pero se debe hacer para tener una vida tranquila.
Si he visto por las noticias algunos casos de xenofobia a venezolanos que lo único que quieren es tratar de trabajar en algo y poder subsistir.

Acá (Bogotá) la gente cada quien vive su vida y no les importa la de los demás, por otro lado,  les dan rabia cuando se presentan casos de algunos venezolanos malandros que han venido acá a dañar la imagen de gente honesta  y los que queremos es estar tranquilos y trabajar para tener una vida digna para nuestros hijos.

No vivimos con lujos quizá como en Venezuela pero vivimos tranquilos y le damos gracias a Dios todos los días por tener, techo, alimentos, trabajo y salud.

Alicia Rodríguez es egresada de la http://unicaedu.com/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*