Tomás Páez: “La diáspora ya rebasa los 7 millones de venezolanos

Spread the love


Escrito por Alejandro Ramirez.


No hay nada en toda la historia de Venezuela que pueda pararse como fenómeno al lado de la actual diáspora.

Eso ha dicho Inés Quintero, presidenta de la Academia Nacional de la Historia.

Tomás Páez es Coordinador del Proyecto Global en el Observatorio de la Diáspora Venezolana, y dice que ya son más de 7 millones los venezolanos que se han ido huyendo de esta pesadilla.

¿Cuál pesadilla? El 95% de pobreza que refleja la Encuesta ENCOVI 2021, más el 76.6% de pobreza extrema. Los apagones, la falta de agua, de comida, la crisis con la gasolina, el colapso de los hospitales, el salario mínimo más bajo de la subregión, la inseguridad que campea con las megabandas, y un largo rosario de males que han hecho salir a esa cantidad de compatriotas.

Algunos en condiciones francamente miserables, caminando largos –larguísimos- trechos, soportando lluvia, calor, y toda suerte de plagas. Lo último es la migración vía Centroamérica hasta EEUU, llegando a pie a una de las fronteras más peligrosas del mundo. Los que salen por esa vía atraviesan la peligrosa Selva del Darién, que colide entre Colombia y Panamá, y que ya se ha llevado la vida de varios migrantes criollos.

Luego, los que logran instalarse en algún país de Latinoamérica, son objeto de xenofobia, y toda clase de discriminaciones. En fin, la diáspora venezolana es un fenómeno doloroso que requiere atención.

Tomás Páez es doctor en sociología por la Universidad de Londres, además, y conversó en exclusiva con Punto de Corte sobre este fenómeno, en torno al cual David Smolansky ha dado estas cifras: Siria (6.7 millones de refugiados), Venezuela (6.1 millones), Ucrania (3.9 millones). Veamos qué fue los que nos dijo Tomás Páez.

-Usted ha dicho a medios locales que ya son 7 millones de migrantes. ¿Pudiera configurar cómo entender este fenómeno, en qué situación están los migrantes venezolanos, los que están pasando por la Selva del Darién hasta el Río Bravo? Ofrezca para nuestros lectores, por favor, una panorámica de la diáspora…

-La diáspora sigue creciendo. Ya son más de 7 millones de migrantes. Solamente en enero intentaron cruzar Río Grande, más de 20.000 venezolanos. Por el tapón del Darién unas 2.500 personas.

Esto seguirá mientras persista la crisis en Venezuela. Por fortuna el año pasado la caída del PIB pasó de 80% a 75%. Pero para retornar a los niveles de 2013, que ya veníamos mal, el esfuerzo que hay que hacer es muy grande y sostenido.

Antes publicamos: Fundaredes: Al menos van 10 asesinatos en trocha de frontera en Abril http://www.migrantevenezolano.com/fundaredes-al-menos-van-10-asesinatos-en-rocha-de-frontera-en-abril/


La diáspora sigue y seguirá creciendo.

Se está reestructurando: por ejemplo, el creciente movimiento hacia EEUU; el año pasado fueron 100.000 personas, y siguen movilizándose hacia el gigante del norte.

Se recompone también en Latinoamérica. Mucha gente de Argentina ha migrado a Chile, o ha buscado en Europa otras posibilidades. También ha crecido la diáspora venezolana en Uruguay y Paraguay.

Los datos de Colombia son sorprendentes de acuerdo con el Instituto de Estadísticas, es bastante más de lo que estima Migración Colombia. Esto indica que no sabemos ni cuándo, ni cómo, ni hacia dónde va a crecer, pero la tendencia ha sido a reestructurarse. Con los coyotes desde Ecuador, desde Perú, desde Colombia, que cobran entre 3 y 4 mil dólares para poder llegar a EEUU.

Las crecientes restricciones en México, las nuevas exigencias en Costa Rica, los frenos que se están colocando, lo que auguran es que crecerá la migración irregular. Crecerá por las trochas, tanto en Brasil como en Colombia; en el caso de Brasil hay una política de acogida de brazos abiertos, y de reubicación de los venezolanos que lleguen.

Crecerá hacia el Caribe. Porque la situación en Venezuela, para la mayoría de la población, es muy preocupante. Esas son tendencias básicas del proceso.

-Luego, Tomás Páez ha dicho también que Venezuela será reconstruida de modo conjunto entre los que se fueron y los que se han quedado. ¿Cómo sería esto en la realidad?

-Hablar de adentro y afuera de Venezuela casi que carece de sentido. Tenemos ahora una nueva geografía afectiva de los venezolanos. Una nueva geografía humana, distinta a la geografía del mapa que todos conocemos.

En todo caso, esos más de 7 millones de venezolanos (que era el número de habitantes de Venezuela en 1960) están haciendo cosas, trabajando, 70% estudiando. Niños y jóvenes que han migrado. Otro porcentaje de emprendedores, gente que está creando empleo y riqueza en otros países.

Nuestro proyecto, que es la Red Global de la Diáspora de Venezuela, es construir todos esos nexos entre la geografía convencional, con esa Venezuela que hoy está desparramada por todo el mundo. La gente no migra a países sino a ciudades concretas. Y son distintas las capacidades de acogida, y las capacidades de las ciudades de origen.

Hay estados con un mayor número de niños y jóvenes dejados atrás, gente mayor, y se está modificando la estructura poblacional. Y esos estados son los que reciben más cantidad de remesas.

Hay que pensar el fenómeno migratorio no sólo como los que se fueron, sino los que quedan atrás, y también empresas cerradas. Está el aporte que hace la diáspora en términos de capital relacional en Venezuela.

La diáspora de Carabobo con la Cámara de Industriales, está pensando –verbigracia- en iniciativas para incorporarse a ese capital relacional que hay afuera, igual lo están haciendo Zulia y Táchira, con una importante presencia del sector privado, que necesita trabajar en la nueva geografía de Venezuela.

Los jóvenes que se han ido entre los 18 y 40 años se han repensado y reorientado de acuerdo a la realidad de los países de acogida. Cuando se le pregunta a la gente que está cruzando la frontera de Ecuador, o Bolivia, o Chile, o Perú, la respuesta entre 70 y 80% es que no va a retornar.

Estamos hablando de encuestas hechas en enero y febrero. Sólo 10% piensa retornar. Esos son los datos. Entonces tenemos a venezolanos afuera organizándose para el envío de remesas, de medicinas, alimentos, atendiendo temas de desnutrición, creando organizaciones transnacionales, y articulándose en áreas como el teatro, la medicina, la ingeniería, el emprendimiento, que articula a todos los venezolanos allí donde se encuentran.

publicado en http://Puntodecorte.net

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*